¿Qué es una Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL)?

¿Qué es una Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL)?

A la hora de crear una empresa, muchos han escuchado hablar de una figura jurídica de EIRL que, en principio, les permitiría “separar” su patrimonio con el fin de realizar una actividad económica específica y no ver comprometido el total de sus bienes. A muchos emprendedores, en su afán de desarrollar su negocio de forma segura, les ha aparecido en su camino la denominada Empresa Individual de Responsabilidad Limitada.

En Chile, las Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada (también conocidas por sus siglas EIRL) son, antes que todo, personas jurídicas. Aquello que parece tan obvio, en la práctica significa que quien que crea una EIRL, tanto en su actividad económica como en el tratamiento tributario de la misma, deja de figurar ante la ley como una persona natural y se le aplican las normas de las empresas. Junto con ello, cabe mencionar que la EIRL debe ser constituidas exclusivamente por una persona natural; cuentan con un patrimonio propio y distinto al del titular, además de estar autorizadas a realizar actividades de carácter netamente comercial.

En suma, todo el régimen jurídico aplicable a la EIRL, incluso en materia tributaria, es el Estatuto Jurídico de las Sociedades de Responsabilidad Limitada. Por consiguiente, las Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada están sometidas a su Ley particular, la Ley de Sociedad de Responsabilidad Limitada y a las normas del Código de Comercio, cualquiera sea su objeto, pudiendo realizar toda clase de operaciones civiles y comerciales, excepto las reservadas por la ley a las Sociedades Anónimas (S.A.).

Principales características de la EIRL

Definición

Según el artículo 2º de la ley Nº 19.857, “ la EIRL es una persona jurídica con patrimonio propio distinto al del titular, que es siempre comercial y está sometida al Código de Comercio cualquiera que sea su objeto; pudiendo realizar toda clase de operaciones civiles y comerciales, excepto las reservadas por la ley a las sociedades anónimas”.

Identificación

Para fines de identificación, la persona que se constituye como Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL) debe consignar, al menos, su nombre y apellido como razón social de la empresa. No obstante aquello, igualmente puede tener un nombre de fantasía, el cual puede utilizarse para fines publicitarios u otros similares y va sumado al de las actividades económicas o giro. Las denominaciones que más se utilizan son, por ejemplo, las frases “Juanito Pérez Empresa Individual de Responsabilidad Limitada”, o bien, “Juanito Pérez EIRL”.

Duración, tipo y responsabilidad

La Empresa Individual de Responsabilidad Limitada puede tener una duración determinada o indefinida, según se indique en sus estatutos; la generación de una EIRL permite dar vida a una persona jurídica distinta del titular (con un RUT y un patrimonio distinto al del creador) debiendo siempre ser comercial. Y quizás la característica más importante, es que el propietario de la EIRL responde sólo con los aportes efectuados o que se haya comprometido a incorporar. Por su parte, la EIRL responde por sus obligaciones generadas en el ejercicio de su actividad con todos sus bienes.

Administración

Corresponde a su propietario. Sin embargo, éste puede dar poderes generales o especiales ya sea a un gerente, o a uno o más mandatarios.

Término

La EIRL puede terminar tanto por la voluntad del empresario, como por el cumplimiento del plazo de su duración o la muerte del titular. En este último caso, los herederos pueden continuar con la empresa.

Finalmente, cabe destacar que la Empresa Individual de Responsabilidad Limitada puede transformarse en una sociedad limitada, así como una sociedad limitada puede constituirse en una EIRL. Eso sí, en este último caso la ley exige que todos los derechos de la sociedad que desaparece se reúnan en una sola persona natural.

Para poder crear tu Empresa Individual de Responsabilidad Limitada, AbogaDOC pone a tu disposición una completa asesoría legal 100% online. Sólo tienes que completar los formularios y un abogado especialista se contactará contigo para trabajar en tu caso y ayudarte a comenzar tu negocio.

2018-09-20T17:23:58+00:00octubre 6th, 2014|EIRL, Empresas|0 Comments