Responsabilidad limitada e ilimitada

Las sociedades mercantiles se desenvuelven en un ámbito comercial con responsabilidad limitada e ilimitada, donde es inevitable verse comprometido en algunas obligaciones patrimoniales y legales. Si tienes una sociedad, seguramente sabes de qué estamos hablando, posiblemente más de una vez hayas adquirido alguna obligación a nombre de esta.

Ejecutivos conversan sobre la responsabilidad limitada e ilimitada

Un ejemplo muy común de estas obligaciones son los créditos otorgados por los Bancos a las sociedades. Es común, que los empresarios una vez hayan finalizado la legalización de su sociedad, acudan al Banco para solicitar algún crédito que utilizaran como inversión para su empresa.

A lo que nos referimos es a que, es muy natural que las sociedades mercantiles se vean involucradas en alguna obligación, el tema es quien se hace responsable por el cumplimiento y de qué forma.

¿Sobre que trata la responsabilidad limitada e ilimitada de las sociedades?

La responsabilidad limitada e ilimitada de la sociedad, no es más que el compromiso que posee la sociedad como persona jurídica independiente y los accionistas como integrantes de esta, frente a las obligaciones suscritas (ejemplo: pagarés; créditos; compra-venta;etc).

Estas obligaciones mercantiles generan una responsabilidad limitada e ilimitada. Al igual que con las personas naturales, alguien debe hacerse cargo de los compromisos que adquiere la sociedad como persona jurídica. Estas obligaciones implican un compromiso patrimonial de la sociedad y en algunos casos de los socios, respecto a su acreedor, quien podrá cobrar la deuda con el patrimonio de la sociedad o de los accionistas (según sea el caso).

En pocas palabras, la responsabilidad social se trata de que, una vez la sociedad adquiera alguna responsabilidad limitada e ilimitada, ésta se vea comprometida patrimonialmente con el cumplimiento, especialmente en aquellos casos en que se cometa alguna falta y el acreedor requiera satisfacer su acreencia.

Tipos de responsabilidad limitada e ilimitada de la sociedad

Existen distintos tipos y regímenes de responsabilidad social. Estos pueden ser divididos principalmente bajo dos criterios: tipos de responsabilidad social de acuerdo al ámbito legal; y tipos de responsabilidad social de acuerdo al régimen de la sociedad.

Tipos de responsabilidad social de acuerdo al régimen de la sociedad

Existen distintos tipos de sociedades mercantiles, cada una identificadas por ciertas características, que las distinguen entre sí. Son varios los factores relevantes para seleccionar un tipo de sociedad, uno de ellos es la responsabilidad patrimonial.

De acuerdo a esta responsabilidad, las sociedades mercantiles se dividen en dos regímenes: sociedades de responsabilidad ilimitada o solidaria y sociedades de responsabilidad limitada.

Responsabilidad ilimitada o solidaria de la sociedad

La responsabilidad ilimitada o solidaria es una figura que está necesariamente relacionada con el patrimonio, sin importar si se trata de responsabilidad de una persona natural o juridica. La responsabilidad garantiza al acreedor de una obligación (ejemplo: un crédito), que en caso de incumplimiento, su acreencia será satisfecha por un patrimonio.

En el caso de la responsabilidad solidaria o ilimitada de la sociedad, tanto el patrimonio de la sociedad como el de los socios, se ven comprometidos en el cumplimiento o pago de la obligación. Es decir, no existe una separación de patrimonios entre la empresa y el empresario, se trata del mismo patrimonio, por lo que, cualquier compromiso que adquiera la sociedad (así sea expresamente a su nombre) obligara a los socios también.

Ahora bien, es importante dejar claro respecto a este tipo de sociedad, que el patrimonio de los socios se comprometen al cumplimiento de las obligaciones de la sociedad, sin embargo, el patrimonio de la sociedad solo se ve comprometido por las obligaciones del socio, por el porcentaje de participación de este (si es un único accionista, se vería comprometido todo el patrimonio de la sociedad)

¿Cuales sociedades son de responsabilidad ilimitada?
  • Sociedades Colectivas Civiles
  • Sociedades en Comandita (respecto a los gestores)

Responsabilidad limitada de las sociedades

Este tipo de responsabilidad consiste en una separación de patrimonios que se produce entre la sociedad y sus titulares. De acuerdo a este tipo de responsabilidad, las obligaciones que contraiga la sociedad serán respondidas con su patrimonio, el socio sólo responderá por el porcentaje de aporte que este tenga en la sociedad.

En la actualidad, los comerciantes prefieren las sociedades de responsabilidad limitada, porque de esta forma protegen su patrimonio personal. Evitan que las actividades de la empresa puedan afectar el bienestar o la seguridad de sus bienes. Solo se responsabilizan por la cuota parte del capital que le corresponda.

Intentaremos explicártelo de manera más clara a través de un ejemplo: el Banco otorga un crédito a la sociedad, quien debe cancelarlo en 12 meses, pasado los 12 meses la sociedad no ha terminado de pagar el monto de la obligación. En este sentido, el Banco inició un proceso judicial contra la sociedad y embarga su patrimonio, el cual no fue suficiente para satisfacer toda la deuda.

En este caso, si se trata de una sociedad de responsabilidad limitada el Banco solo podrá reclamarle al socio el equivalente a su porcentaje del capital social, es decir, no puede dirigirse contra el patrimonio personal de este, mientras que si se trata de responsabilidad ilimitada o solidaria, el Banco tiene facultades para embargar bienes del patrimonio personal de los socios, hasta ver satisfecha su deuda (respetando las limitaciones de ley).

¿Cuales son las sociedades de responsabilidad limitada?
  • Sociedad por Acciones (SpA)
  • Sociedad Anónima (SA)
  • Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL)
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL)
  • Sociedad en Comandita (respecto a los comanditarios)

Mujeres hablan sobre la responsabilidad limitada e ilimitada

Tipos de responsabilidad social de acuerdo al ámbito legal

La responsabilidad limitada e ilimitada de la persona jurídico (en este caso la sociedad) se divide de acuerdo al ámbito jurídico del cual se trate. De acuerdo a ello existen tres tipos de responsabilidades: Civil (tambien conocida como contractual o de obligaciones y garantías); administrativa; y penal.

Responsabilidad civil

Esta responsabilidad surge del compromiso u obligación de la sociedad o de sus accionistas (de ser el caso), frente a las consecuencias jurídicas derivadas de los convenios celebrados a nombre de la sociedad o de los actos realizados por esta que hayan podido causar daños o perjuicios (en el ámbito civil).

Este es el tipo de responsabilidad más común en el medio societario, envuelve acciones como: indemnización de daños y perjuicios; juicios por cobro de de deudas (judicial o extrajudicial), cumplimiento de contrato, resolución de contrato; entre otras acciones vinculadas a este tipo de responsabilidad.

Responsabilidad penal

Históricamente en el derecho se ha establecido que la sociedad como persona jurídica no tenía responsabilidad penal (tomando en cuenta que a diferencia de la civil, esta responsabilidad no se cumple con patrimonio, sino a través de otro tipos de sanciones), sino que la responsabilidad penal pertenecía directamente a los socios. De manera que cualquier infracción de la sociedad era atribuida a sus socios.

Esto cambió en el 2009 con la Ley N° 20.393 donde se reconoce la responsabilidad penal de las personas jurídicas, entre estas las sociedades. Este cambio se debe a que Chile ingresó en la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Esta responsabilidad sólo será procedente cuando los administradores o accionistas de la sociedad cometan delitos en beneficio de esta. Las penas en el caso de la responsabilidad penal se trata de multas pecuniarias, suspensión de actividades, intervención judicial, disolución de la persona jurídica, entre otras.

Responsabilidad administrativa

Este tipo de responsabilidad consiste en el compromiso de la sociedad con las obligaciones administrativas o públicas, ejemplo: la declaración o pago de impuestos; actividad contable de la empresa. Comúnmente esta responsabilidad se ve vinculada directamente al patrimonio de la sociedad y en casos de incumplimiento, se trata mayormente de multas o sanciones monetarias o a la actividad comercial de la sociedad.

Quién es el responsable de los actos de la sociedad

Siendo la sociedad una persona ficticia, es decir, no es un sujeto físico o un ser humano, sino una figura legal, las personas se preguntan quién se hace responsable por las obligaciones que esta contrae, porque efectivamente debe haber una responsabilidad.

La sociedad tiene su propia responsabilidad limitada e ilimitada y su propio patrimonio con el cual deberá hacerse responsable. Sin embargo, no puede negarse que los socios y el equipo administrativo en general de la sociedad (ejemplo: el director), tienen cierta responsabilidad limitada e ilimitada sobre los actos de la sociedad, después de todo, no olvidemos que son estos quienes la dirigen y que por mucho que sea una persona independiente, la sociedad no se trata de un ser humano, sino de una figura legal administrada por sus integrantes.

2018-07-26T17:27:09+00:00mayo 10th, 2018|Empresas|0 Comments